jueves, 1 de febrero de 2018

Cómo las familias pueden ayudar a sus hijos cuando están envueltos en un caso de acoso escolar o Bullying

Os adjunto una presentación que en su día elaboré para un taller dirigido a familias, en el cual expongo unas orientaciones sobre cómo las familias pueden ayudar a sus hijos e hijas cuando éstos se ven envueltos en un caso de acoso escolar o Bullying. Espero que pueda serles de utilidad.



lunes, 1 de enero de 2018

Juegos y dinámicas para resolver conflictos sociales (2ª Parte)

En esta primera entrada del año 2018, os aporto nuevas orientaciones para trabajar las habilidades sociales y la resolución de conflictos entre vuestro alumnado. Os aporto una serie de juegos y dinámicas que podréis adaptar tanto en las aulas como en sesiones individualizadas o por parejas o en pequeños grupos. Pueden adaptarse tanto para alumnado de Educación Primaria como de Educación Secundaria Obligatoria. En este ocasión también os aporto unas actividades para trabajar la capacidad para reaccionar ante las críticas.


domingo, 24 de diciembre de 2017

Qué se ha logrado en 2017 y qué se intentará en 2018

Por tercer año consecutivo, repetimos la entrada de la sección "Qué se ha logrado y qué se intentará". Para ello, es imprescindible revisar la entrada titulada "Qué se ha logrado en 2016 y qué se intentará en 2017". Revisaremos los propósitos que hice para 2017 y veremos a ver qué he podido cumplir y qué no, o al menos que esté en proceso.
  1. Me propuse "seguir trabajando en mis actuales proyectos durante todo el año sin interrupción (...) seguir trabajando en mis actuales proyectos durante todo el año sin interrupción". Pues bien, esto lo he cumplido, y he realizado nuevas tareas a destacar. He aprendido a hacer informes periciales, los cuales he presentado en algunos casos en los cuales se requería la presencia de un psicopedagogo o para algunos casos que afectaban a mis clientes. Ya incluso he tenido la oportunidad de exponer uno de ellos en un juicio. Es cierto que no es una experiencia muy agradable estar en un juicio, ya que siempre en el juzgado van a cuestionar todo lo que tú hayas puesto, cuestionarán tu profesionalidad y buscarán cualquier pega al informe que hayas hecho, aunque tú hayas lanzado una propuesta que beneficie a las dos partes. Esta experiencia es, evidentemente, muy desagradable, pero un buen profesional debe saber hacer frente a todos los retos y experiencias. Los casos que he trabajado están relacionados con el acoso escolar y el maltrato infantil, incluyendo casos que afectan a las relaciones entre padres, madres e hijos/as, principalmente de padres que no tienen la custodia de sus hijos e hijas. He podido hacer frente a nuevos tipos de casos. Por ejemplo, pude poner en práctica mis programas de estimulación cognitiva, uno de ellos enfocado al desarrollo de las funciones ejecutivas; he realizado diagnósticos a personas adultas, llevar a cabo un programa para trabajar el desarrollo de la comprensión lectora, realizar nuevos diagnósticos con su respectivo informe psicopedagógico (cada vez siento que los hago mejores), preparar presentaciones para nuevos talleres dirigidos a familias (en este caso, sobre acoso escolar)...No obstante, también he vivido algunas frustraciones, ya que me he encontrado casos a los cuales me ha costado implicar en mis sesiones debido a su conducta, falta de motivación...y es difícil lograr resultados si no logras implicar al alumnado. Saber lograr motivar al alumnado es todavía uno de mis puntos débiles que debo mejorar. Luego, otra frustración es ver la desconexión total que hay entre profesionales externos y la administración pública. Prácticamente cuesta mucho establecer alianzas para cooperar en torno a una persona, rechazando tus informes solamente porque eres alguien externo, sin dignarse a leerlo siquiera. Desagradable fue la insinuación que se hizo de que me pagaron para escribir lo que puse en un informe psicopedagógico. Otros nuevos servicios que incluí fueron los relacionados con el acoso escolar y el asesoramiento para el desarrollo de planes de empresa de gabinetes psicopedagógicos, donde pude revisar al menos un proyecto de este tipo.
  2. En cuanto a esto: "Además de terminar los programas de estimulación cognitiva, me gustaría profundizar más en educación emocional (ya ofrecido desde algunos servicios por ser algo fundamental para la intervención de éstos) y en contenidos de psicología relacionados con las relaciones sociales (iniciado, pero quiero profundizar más) y afectivas, para entender mejor a mis jóvenes". Pues bien, es cierto que no he participado en ninguna actividad formativa sistematizada para profundizar en algunos temas, pero sí he tenido que revisar muchos textos para plantear actividades para las nuevas necesidades que iba detectando en mi alumnado, sobre todo los relacionados con las relaciones entre padres, madres e hijos, o algunos casos relacionados con los problemas de conducta, donde tuve que incluir actividades relacionadas con la educación emocional. No lo he podido trabajar de la manera en la cual me lo planteaba cuando escribí ese propósito, pero algo al menos he podido hacer. Es cierto que el Doctorado una vez más me ha vuelto a absorber bastante, de lo cual hablaremos en el siguiente punto.
  3. Puse este propósito: "Seguir avanzando en mi Tesis Doctoral". Esto evidentemente lo he hecho. He terminado casi todas las actividades formativas, y ya he redactado los borradores casi definitivos de los artículos que pienso enviar a revistas con índice de impacto (es obligatorio que sea en ese tipo de revistas), así como la comunicación para el congreso de educación inclusiva del año que viene, en Granada. He aprendido a realizar muchos tipos de análisis estadísticos, como el análisis factorial y los análisis de diferencias de medias, así como las normas para presentar de manera formal los resultados, y presenté una comunicación en el Congreso de Educación Inclusiva celebrado en Oviedo con los avances de los primeros resultados. He redactado casi todo el marco teórico de la tesis doctoral y un borrador de las primeras conclusiones y propuestas de intervención, pero hace una semana me percaté de que cometí errores en los análisis factoriales de algunas variables (al menos el 50%...), por lo que ahora estoy de nuevo metido en ello. De todas formas, los cambios en las conclusiones serán leves. Es cierto que me ha costado bastante, he tenido que repetir los análisis estadísticos muchas veces (y ahora de nuevo...) porque es difícil estudiar a distancia y contenidos de los cuales teóricamente debería haber venido con mayor base en los estudios previos al Doctorado. Y siempre de cada texto que redactaba, he tenido que echar para atrás casi todo o retocar muchas cosas, pero esto es proceso de aprendizaje. Lo importante es todo lo que aprendas, y es grandioso contar con un director que lee con atención todo lo que le envías y que te exige revisar hasta el más mínimo detalle. Así es como aprenderás mejor a hacer tu trabajo y serás mejor profesional, aunque a cambio debas permanecer más tiempo en el Doctorado del que hubieras estado en condiciones normales. En teoría antes de haber terminado el año ya habré corregido todos los nuevos fallos, así que en teoría podría cumplir ese objetivo...Eso sí, el Plan de Investigación que presenté en su momento ha sufrido muchos cambios desde entonces, y no estoy haciendo lo que me hubiera gustado hacer desde el primer momento, pero porque planteé mal la propuesta de trabajo inicial, y los centros creo que no han estado satisfechos del todo con mi trabajo. Más aspectos a mejorar para futuras veces.
  4. En relación a este comentario que puse: "Aunque tengo proyectos que están aún en proceso, me gustaría comenzar algún nuevo proyecto de Consultoría educativa, intentando buscarlo u ofrecer mis servicios. En este último trimestre este servicio lo he tenido algo paralizado (salvo excepciones) porque el Doctorado me ha absorbido bastante". Bueno, es cierto que comencé a participar en la impartición de una actividad formativa sobre acoso escolar, pero se truncó. También estoy retomando antiguos proyectos que estaban paralizados (lo estoy haciendo ahora), y he revisado algún proyecto, pero poco más. Básicamente he estado muy centrado en los servicios de atención psicopedagógica y de apoyo escolar, y en el Doctorado.
  5. ¿Escribiré mi libro antes de 2017?. La respuesta es no. No he tenido tiempo para eso, he estado pensando ideas, pero se han quedado en el congelador. No obstante, he escrito bastantes cosas entre la tesis y los artículos y comunicaciones. Pero la idea era hacer algo más literario.
  6. "Intentar seguir aprendiendo de los errores y siendo un profesional más responsable y maduro, a la vez que tener más agallas a la hora de tomar decisiones y proponer nuevas actividades para mis alumnos y alumnas.". He mejorado mucho, pero todavía debo seguir creciendo mucho como profesional.
A nivel general, el año 2017 ha sido positivo. Es cierto que he tenido buenos y malos momentos, y no siempre he tomado decisiones acertadas o he propuesto actividades que hayan traído resultados positivos. De hecho el desarrollo de la tesis doctoral ha estado llena de errores continuos ("fails"), de los cuales aprendo de todos ellos, pero debo tener más cuidado y estar más atento. En cuanto a 2018, me propongo los siguientes objetivos:
  1. Seguir trabajando a diario con el gabinete y con todos los proyectos, planes y clientes que tengo y que tenga en un futuro. Intentar aprender a diario, tener más agallas, formarme más y ser un mejor profesional. Plantear nuevos servicios a trabajar y seguir con los mismos. Me gustaría profundizar más en psicología general, sobre todo relacionado con la conducta y las relaciones sociales y afectivas.
  2. Terminar de una puñetera vez (así de claro) el análisis de resultados de la tesis doctoral y redactar las conclusiones y las propuestas de intervención, así como dar el golpe final al marco teórico. Publicar los artículos basados en mis investigaciones (no es nada fácil, cada vez las revistas rechazan más artículos porque el nivel de exigencia y la competitividad está aumentando de manera considerable, más desde la publicación de los nuevos criterios de la ANECA, pero si no publico, no puedo doctorarme) y terminar las actividades formativas pendientes (solo una). Tal vez pueda pensar en nuevas publicaciones, o en escribir un libro, aunque esto mejor cuando ya haya zanjado el asunto de las publicaciones en revistas científicas de alto índice de impacto. Ciertamente hay muchas cosas que me han decepcionado, pero debo adaptarme al sistema.
  3. Retomar los proyectos de consultoría que quedaron congelados en 2016, aunque no depende exclusivamente de mí. También depende de la Administración público y de sus exigencias, y de otras terceras personas. 
No sé ahora mismo qué más decir, la idea es seguir trabajando en la misma línea, intentando ser un mejor profesional y aprender más a diario. Evolucionar, básicamente. Si tenéis sugerencias, no dudéis en decírmelas.

Aprovecho para desearos a todos una felices fiestas y un próspero año 2018, espero lleno de proyects personales exitosos y de mucha paz, salud y educación.